Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2012

Como Mao... pero al revés

"De victoria en victoria... hasta la derrota final". Así lleva al pueblo español Mariano Rajoy desde que llegó al poder. Pocos dirigentes políticos han hecho tanto y tan mal en tan poco tiempo. Apenas nueve meses y ha conseguido dilapidar un ya de por si pésimo legado de Zapatero.
Comunicar para influir. Una vez más la oratoria norteamericana compila en una sencilla frase el cometido de los responsables de comunicación de líderes y partidos políticos. Pues bien, el presidente español acumula tal cantidad de despropósitos que parece quela comunicación se la lleva un 'topo' del PSOE para influir en la calle y en los despachos de Bruselas una respuesta que amenaza con ser histórica.
Desde el famoso "no habrá dinero público para la banca", hasta el "no es un rescate, es un préstamo sin condiciones... yo presioné a Europa, ... esto está solucionado me voy al fútbol", pasando por otras perlas después desmentidas por la tozudez de los hechos, Mariano Rajo…

El modelo de Rajoy

Dos son los dos grandes modelospara salir de la crisis que están ahora mismo sobre la mesa: 1) El primero, al que se adhieren de forma entusiasta Rajoy y buena parte de la política europea, pasa por el lema ‘ahorra hoy para crecer mañana’. Es decir, lo que recorto hoy y lo que me ahorro me servirá mañana para impulsar políticas concretas de crecimiento, que ahora mismo se ven relegadas porque el pago de la deuda se lleva todos los recursos. Primero solucionemos eso, y después crezcamos. 2) Frente al ‘recorta hoy, crece mañana’ se sitúa el modelo keynesiano, defendido y por un grupo de notables, entre los que están premios nobelde Economía como Paul Krugman y Joseph Stiglitz, y que se resume en:‘gasta hoy, crece hoy, paga mañana’. Todo esto bajo el supuesto universal de funcionamiento de la economía: tu gasto es mi ingreso. El hecho de que tú compres una lavadora hace que la empresa ingrese, y después, vía impuestos, el estado. De tal forma que si en crisis como la actual no gasta el cons…