lunes, 3 de diciembre de 2012

2013, año cero


2013, todo lo necesario para convertirse en el peor año de la crisis. Echemos un vistazo a tan sólo un par de datos:

1) El estado español deberá conseguir el año que viene 207.000 millones de euros para financiarse, esto es, mantener en pie los cada vez menos servicios que ofrece, y pagar los intereses de préstamos anteriores, que por ley tienen prioridad a cualquier otro gasto.

Según el FMI - que por lo visto ha realizado una secuencia histórica del ratio deuda pública / PIB de España y otros países - es récord histórico desde 1919.

Una extraordinaria necesidad de préstamo que llega en un momento en el que España sigue sin levantar cabeza y no se espera que lo haga tampoco el año que viene.

Es cierto que la famosa ‘prima de riesgo’ ha bajado notablemente. Pero también es verdad que se debe a la promesa del BCE de ayuda ilimitada en caso de que solicitara rescate. Ha sido esa promesa, y sólo esa promesa, la que ha animado algo a los inversores, y no el hecho de que realmente crean que España por sí sola crecerá lo suficiente como pagar lo que les debe. La cuestión ahora es, ¿hasta cuándo servirá la promesa no hecha realidad?.

Volveremos a escuchar lo del rescate en los próximos meses.

2) La industria vasca afronta un 2013 en horas muy bajas, con su principal mercado (Europa) a punto de entrar en recesión, y España absolutamente colapsada. Las perspectivas hechas por asociaciones, patronales, analistas, etc... son francamente malas. Menos ventas, más paro, más cierres. Lo hemos dicho en muchas ocasiones: la industria es a la economía vasca, lo que la construcción fue a España. Es su motor, sin el que la economía entra en barrena.

No hay nada que mueva al optimismo. Sólo la posibilidad de que todos se equivoquen y Mariano acierte. Ojalá,... pero si hay algo que resulta evidente hoy, es que cinco años de recortes salvajes no nos están sacando de la crisis, sino que la están agudizando, tal y como advirtieron hasta quedarse roncos Stiglitz, Krugman y compañía. Entre premios nobel de Economía y Mariano,... la elección no es especialmente complicada.

¿Para qué sirve la política si no es para resolver las necesidades de sus ciudadanos?. ‘El ahorro de hoy es el crecimiento de mañana’, nos dicen. Pues no lo vemos por ninguna parte.

En 2013 no son pocos los que pronostican que el paro llegará en España al 27%. Ciertamente, en Euskadi la situación es mucho mejor..., pero vamos a sufrir.

Afortunadamente habrá en breve un nuevo Gobierno vasco. Necesitamos a alguien que se crea el país. López nunca lo hizo plenamente. Durante más de dos años de sus tres de mandato, ha mirado constantemente de reojo a un Zapatero que ayer, por cierto, asistió impávido a la resurrección del peor PSOE, el de un Felipe González obscenamente ocioso que reparte con seguridad aparente los consejos que nunca  puso en práctica cuando gobernaba. Por cierto, impagable la presencia del ex-ministro de Interior José Barrionuevo, condenado en firme por el terrorismo de los GAL, en el mismo foro del ya ex-lehendakari a todos los efectos Patxi López. Y luego se extrañan de su pérdida de votos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario