martes, 25 de diciembre de 2012

2013, año de la encrucijada

Sobre lo que nos vaya a deparar 2013, uno de los pensadores más influyentes en el mundo y premio nobel de Economía, Joseph Sitglitz, insiste en que el mito de la austeridad no sacará a Europa de la crisis; y que la historia demuestra que los recortes nunca han dado resultado, sino más bien todo lo contrario. En su último libro, ‘el precio de la desigualdad’, el economista norteamericano advierte contra el error de considerar que la crisis de la zona euro se debe a un exceso de estado del bienestar.

Recuerda Stiglitz que poco antes de la gran recesión, en 2008, Grecia, Irlanda y España tenían superávit fiscal: ingresaban más de lo que gastaban. No se les puede por lo tanto acusar de derroche. Una de las grandes diferencias de esos países con Estados Unidos es que deben dinero en euros,... pero no tienen el control directo sobre la moneda. Por el contrario, la deuda de Estados Unidos está denominada en dólares, y Estados Unidos controla la máquina de imprimir billetes, con lo que siempre pagará lo que debe,... con el único riesgo eso sí de generar inflación, a su juicio, un problema menor cuando a impagos se refiere.

Lo contrario, no controlar tu moneda, genera desconfianza entre quienes deben prestarte dinero, que es lo que está empujando a Europa al abismo, y no un supuesto derroche en bienestar social.

En este sentido, Josep Stiglitz asegura que uno de los peores mitos es que la austeridad nos sacará de la crisis,... hoy política predominante en España y los países de la zona euro, con Alemania como máximo exponente. Y sin embargo, añade, la historia demuestra que los recortes casi nunca han dado resultado. Y eso es porque las recesiones las provoca la falta de demanda, no de oferta; es decir, que no se compra.

Así que cuando el gobierno de turno recorta el gasto, la demanda se reduce aún más y aumenta el desempleo. Sólo la inversión pública y el aumento de impuestos nos sacará de ese círculo vicioso. Cree el nobel de Economía que Europa debería aprovechar 2013 para cambiar radicalmente de rumbo. ¿Lo hará?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario