miércoles, 14 de agosto de 2013

Por qué el "fin de la recesión" europea apenas cambia las cosas

Acabamos de conocer que en el segundo trimestre del año (de abril a junio), las economías de Alemania y Francia han crecido más de lo previsto, y apuntan a una recuperación sostenible de su actividad tras meses de recesión. (fuente Eurostat).

Es una buena noticia para Euskadi, por dos motivos:

1) Porque ambos países son los principales clientes de las empresas de nuestro país en el exterior.

2) Y sobre todo, porque al parecer, su crecimiento se debe en gran medida a la demanda interna, esto es, a un mayor consumo de los hogares, de las empresas y de los gobiernos, que vuelven a invertir significativamente en gasto público. En el caso de Alemania,  por retomar obras frenadas por un invierno especialmente duro.

Sea como fuere, si Alemania y Francia reactivan progresivamente su demanda interna, las empresas vascas vuelven a tener una oportunidad. Hay que tener en cuenta, que los pedidos industriales en Euskadi acumulan en lo que vamos de año un desplome del 9%. (fuente INE junio 2013). Y que el frenazo de principios de año de ambos países ha explicado buena parte de nuestra segunda recesión, y el fuerte aumento del desempleo.

Así que el inesperado (por mejor de lo previsto) crecimiento de ambos países abre una importante puerta a la esperanza en una siquiera tímida recuperación de la economía vasca, que mejore algo las pésimas previsiones para este 2013.

Ahora bien, ¿qué pasa con España?

Evidentemente, que la eurozona salga "en bloque" de la recesión le favorece. España va en un tren que comienza a andar gracias a que las locomotoras han arrancado. Pero lo hace en el furgón de cola, y a remolque del tirón de cabeza. España no tiene motor; bastante con ir enganchada al convoy, aunque eso no garantice gran cosa.

De hecho, España sigue técnicamente en recesión.  A 30 de junio, su PIB cayó un -0’1% (fuente INE). Es cierto que parece próximo un exiguo crecimiento, pero también lo es, que sigue adoleciendo de un problema básico: su demanda interna sigue muerta. No hay inversión en las empresas, no hay consumo privado, y no hay gasto público, en gran parte debido a una banca que sigue sin sanearse, y por lo tanto sin dar crédito en condiciones que animen a compras o inversiones. Se da por seguro que en otoño el gobierno español tendrá que pedir un segundo "rescate" financiero a Europa, porque el primero de 40 mil millones de euros se ha quedado corto. Europa le concedió la posibilidad de prestarle para ese fin un máximo de 100 mil. Parece que ha llegado el momento de utilizar al menos parte de lo que tiene a su disposición.

Así las cosas, ¿de dónde va a salir el crecimiento de su economía?. Desde el gobierno español insisten en una clave: las exportaciones. Vender fuera compensará lo que no se vende dentro, y de hecho, gracias a ese incremento exterior, nos dicen, la economía española va remontando.

Ante ese argumento, varios datos:

- La comunidad autónoma con mayor ratio exportador es Euskadi. Vendemos fuera un 30% de lo que hacemos, aunque hay sectores como el de Máquina Herramienta cuyas exportaciones alcanzan hasta el 80 o incluso 90% de lo que producen (fuente, AFM mayo 2013).

España apenas exporta la mitad del global de Euskadi, el 15%. (Santiago Niño Becerra, catedrático de Economía Aplicada en la universidad Ramón Llul en entrevista a Radio Euskadi el 12-8-13). Además, los índices de pedidos a la industria española y de sus cifras de negocio acumulan pérdidas en lo que vamos de año de entre el 4 y el 7%. (fuente INE agosto 2013). Con semejantes cifras, ¿cómo pretende España impulsar su economía?.

- Alemania exporta, aproximadamente, el 60% de su producción total. También es verdad que se trata de un volumen absolutamente inaudito para un país de su tamaño.

Dos consideraciones añadidas:

España acumula unas importantes necesidades de deuda que tendrá que satisfacer en un mercado que sigue dudando de su capacidad de crecimiento. En su plan de sostenibilidad, el gobierno español se ha comprometido con Europa a buscar recursos extra de aquí al 2015 por valor de 150 mil millones de euros. Y según acaba de dar a conocer el colectivo de técnicos del Ministerio de Hacienda GESTHA, entre 2010 y 2013, el Estado ha dejado de recaudar 2.000 millones de lo previsto con las medidas de ajuste y reforma fiscal aprobadas tanto por Zapatero como por Mariano Rajoy (fuente, GESTHA agosto 2013).

'Si no crecemos, no pagamos’ - Carlos Salinas de Gortari, candidato a la presidencia de Méjico en 1987, tras darse cuenta de que la política de créditos para refinanciar la deuda de su país facilitada por Estados Unidos en el conocido como ‘plan Baker’, no estaba sirviendo para sacar a Méjico de la quiebra en la que cayó en 1982. A partir de ahí, las cosas cambiaron.

La previsión para España es que en los dos últimos trimestres crezca en torno al 0’1%, y en los dos próximos años ese crecimiento se "dispare" hasta el 1’3% en el mejor de los casos.

¿Qué conclusión tenemos que sacar de todo esto?. Quizá, la de un otoño "movidito".

No hay comentarios:

Publicar un comentario