lunes, 1 de agosto de 2011

Quiebra

La deuda de Estados Unidos es considerada la deuda más segura del mundo. Por eso, cuando el país necesita dinero para financiarse (construir autopistas, hospitales, ... en definitiva para funcionar en el día a día) siempre encontrará alguien que se lo quiera prestar: Estados Unidos siempre paga ... y con intereses.

Así era, ... hasta hoy. Estados Unidos amenaza con no pagar lo que debe. El techo de gasto establecido por ley, ése que permite a Obama gastar una cantidad concreta de dinero, es el que es. Y no da más de sí, a no ser de que republicanos y demócratas lleguen a un acuerdo antes del 2 de agosto (fecha de vencimiento de su deuda).

El mundo está preparado para que Grecia no pueda pagar por sí sola, y tenga que apoquinar solidariamente el resto de Europa. También para que Irlanda o Portugal entren en quiebra. Otro cantar sería lo de España, aunque a muchos no nos sorprenda en absoluto su debilidad, a pesar de que Aznar vendiera esa solemne tontería de que su España era la 'octava potencia del mundo', que luego repitió Rodríguez Zapatero.

Insisto: puede que el mundo pueda admitir esas quiebras. En todo caso; para lo que, todos los expertos dicen, no está preparado el mundo es para que Estados Unidos diga que no puede pagar lo que debe. Si la considerada economía más potente del mundo (ella sola genera el 24% de la riqueza mundial seguida muy lejos por China, con cerca del 10%) reconoce que no puede hacer frente a sus pagos, qué no debería reconocer el resto.

Cuando escribo esto republicanos y demócratas parecen más cerca de un acuerdo para permitir a Obama gastar más de lo previsto, o sea, imprimir más billetes que permitan pagar hoy las deudas contraídas ayer. Creo que llegarán a un acuerdo que impida que Estados Unidos se declare oficialmente en quiebra. No creo que evite un nuevo orden económico mundial: algo no está funcionando como debiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario