Ir al contenido principal

Para emprender hay que ser como el abejorro

He leído por ahí que en la NASA existe un cartel que dice:

"Está comprobado que el abejorro, aerodinámicamente, a causa de su peso, tamaño y cuerpo no puede volar, sólo que él no lo sabe".

Y, aunque no sé si es verdad, si no existe este cartel debería existir, ya que entiendo que lo que nos cuenta es algo muy importante.

En concreto, para emprender creo que tenemos que ser como los niños (ya conté esto en un post anterior) y como los abejorros, es decir:

"Para lograr el éxito tenemos que ser plenamente INconscientes de nuestras propias limitaciones".

Algo, además, aplicable a todas o casi todas las facetas de nuestra vida ("ligar", el deporte, el trabajo,...) y, en definitiva, que se resume en "actitud versus aptitud" (hombre, si tenemos las dos mejor que mejor), ya que lo realmente importante son las ganas que tengamos de perseguir nuestros sueños. Sin duda esto supondrá afrontar retos y dificultades - no digo que sea fácil -, pero el abejorro vuela.

Y, por tanto, fruto de esa actitud: lo fundamental es perseverar en alcanzarlos. Algunas frases famosas que nos lo recuerdan:

"El 90% del éxito se basa simplemente en insistir".
- Woody Allen -

"Sólo una cosa convierte en imposible un sueño: el miedo a fracasar".
- Paulo Coehlo -

"El éxito es la capacidad de ir de fracaso en fracaso sin perder entusiasmo".
- Winston Churchill -

"No he fracasado, he encontrado 10.000 maneras en las que esto no funciona".
- Thomas Edison -

Comentarios

  1. Absolutamente genial. Lo he pasadp por Google+

    ResponderEliminar
  2. ¡Bendiciones!

    Muchas gracias. El texto es algo que anima, especialmente a quienes comienzan en esto de los emprendimientos. En lo personal me gustaría saber para qué sirven las redes sociales porque me interesa establecer un negocio de manualidades online.

    ¡Gracias y bendiciones!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a ti Marlen:

    Tal y como digo en el post: "lo realmente importante son las ganas que tengamos de perseguir nuestros sueños. Sin duda esto supondrá afrontar retos y dificultades - no digo que sea fácil -, pero el abejorro vuela.

    Y, por tanto, fruto de esa actitud: lo fundamental es perseverar en alcanzarlos".

    Hablo con "conocimiento de causa", ya que yo también soy emprendedor y sigo persiguiendo a mi sueño (estoy seguro de que algún día lo conseguiré, como el abejorro).

    Respecto al tema de las redes sociales, no sé si sirven para mucho, pero yo te animaría, como primer paso, a crear un blog para exponer tus ideas y trabajos y a crear un perfil en facebook para ese mismo fin.

    Un saludo, muchas gracias y mucha suerte con tu sueño,

    Mikel

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Criptografía (I): cifrado Vigenère y criptoanálisis Kasiski

Hace unos días mi amigo Iñaki Regidor (@Inaki_Regidor), a quien dedico esta entrada :), compartió en las redes sociales un post titulado "Criptografía: el arte de esconder mensajes" publicado en uno de los blogs de EiTB.

En ese post se explican ciertos métodos clásicos para cifrar mensajes, entre ellos el cifrado de Vigenère, y, al final del mismo, se propone un reto consistente en descifrar un mensaje, lo que me ha animado a escribir este post sobre el método Kasiski para atacar un cifrado polialfabético (conociendo la clave descifrar el mensaje es muy fácil, pero lo que contaré en este post es la forma de hacerlo sin saberla).

El mensaje a descifrar es el siguiente:

LNUDVMUYRMUDVLLPXAFZUEFAIOVWVMUOVMUEVMUEZCUDVSYWCIVCFGUCUNYCGALLGRCYTIJTRNNPJQOPJEMZITYLIAYYKRYEFDUDCAMAVRMZEAMBLEXPJCCQIEHPJTYXVNMLAEZTIMUOFRUFC

Como ya he dicho el método de Vigenère es un sistema de sustitución polialfabético, lo que significa que, al contrario que en un sistema de sustitución monoalfabético, c…

Criptografía (XXIII): cifrado de Hill (I)

En este post me propongo explicar de forma comprensible lo que he entendido sobre el cifrado de Hill, propuesto por el matemático Lester S. Hill, en 1929, y que se basa en emplear una matriz como clave para cifrar un texto en claro y su inversa para descifrar el criptograma correspondiente.

Hay tres cosas que me gustan de la criptografía clásica, además de que considero que ésta es muy didáctica a la hora de comprender los sistemas criptográficos modernos: la primera de ellas es que me "obliga" a repasar conceptos de matemáticas aprendidos hace mucho tiempo y, desgraciadamente, olvidados también hace demasiado tiempo, y, por consiguiente, que, como dice Dani, amigo y coautor de este blog, me "obliga" a hacer "gimnasia mental"; la segunda es que, en la mayoría de las ocasiones, pueden cifrarse y descifrase los mensajes, e incluso realizarse el criptoanálisis de los criptogramas, sin más que un simple lápiz y papel, es decir, para mi es como un pasatiempo: …

Criptografía (XXVIII): ¿Sabías que...? (IV)

Hay multitud de novelas y películas, muchas de estas últimas como adaptación de las primeras al cine, en las que se hace referencia a la criptología (criptografía y criptoanálisis), e incluso que tratan ésta como parte principal de su trama.

Pongo sólo dos ejemplos que me vienen inmediatamente a la cabeza porque se trata de dos películas relativamente recientes y muy conocidas, aunque como digo hay otros muchos:

- "The Imitation Game" ("Descifrando Enigma" - 2014): película dirigida por Morten Tyldum y protagonizada por Benedict Cumberbatch. Se trata de la adaptación al cine de una biografía novelada de Alan Turing ("The Enigma", escrita por Andrew Hodges) en la que el descifrado de la máquina Enigma utilizada por el ejercito alemán en la II Guerra Mundial sirve de base para contarnos la persecución absolutamente injusta que sufrió, pese a ser un héroe de guerra y sus aportaciones a la ciencia, ya que fue acusado de indecencia grave y perversión por su con…