miércoles, 2 de noviembre de 2011

La tragedia griega

Han tenido que pasar dos años para que se ratifique lo que muchos adelantaban: Grecia no puede pagar lo que debe, y tampoco puede afrontar los ajustes que le piden por perdonarle la mitad de su deuda, la famosa ‘quita’ del 50%. Han sido dos años de subvención a fondo perdido, y ante el tamaño tijeretazo que le exigen sus socios europeos, Papandreu dice que ya no puede más.
¿Por qué el primer ministro griego aparenta ‘suicidarse’ convocando un referéndum que sabe perderá?. Quizá porque está pidiendo a gritos que le echen de la Unión Europea. Y me explico.
Grecia sólo puede salir del agujero si su economía crece. Y con los nuevos recortes que le piden sus socios europeos para aflojar el dinero, seguramente no podrá hacerlo.

Hay tres formas para que la economía de un país se vuelva competitiva (esto es, venda más bienes y servicios) y crezca:

a) Cambio de modelo productivo. Lo que yo llamo pasar de una economía de ‘pañuelo de cuatro nudos’ (contrucción, etc...), a otra de ‘bata blanca’ (innovación, tecnología, etc...). Lamentablemente exige profundas transformaciones en formación, educación, investigación, universidades... que tardan en fraguarse más de 20 años, una generación entera.

b) Moderación de salarios y precios. Rebajas el precio de lo que haces,... pero necesitas un gran acuerdo social además de un fuerte liderazgo político. Nada de eso concurre hoy en Grecia.

c) ... y tres: devalúas tu moneda. Inmediatamente, todo lo que fabricas es mucho más barato que lo que fabrica tu vecino, y tus productos comienzan a venderse en el mercado internacional. Es verdad que también lo puede hacer tu vecino,... pero NO, si a excepción de Grecia, todos deciden quedarse en la zona euro. Ganas competitividad de la noche a la mañana.

Descartadas a y b, al primer ministro griego sólo le queda la tercera opción. Pero eso no puede hacerlo si permanece en la UE, porque Grecia pertenece al euro. Así que fuerza su salida convocando un referéndum del que sabe saldrá NO al nuevo rescate europeo.

Es cierto que generará en su país un corralito (al igual que en la Argentina de los 90), y el país sufrirá. Pero de la misma manera, Papandreu confía en que en 15 o 20 años Grecia, como Argentina, pueda resurgir de sus cenizas y alcance un buen crecimiento sostenido. La alternativa, esto es, permanecer en el euro, supone nuevos y enormes sacrificios con una salida incierta y un país agotado.

Su salida del euro, eso sí, generará víctimas colaterales. No en vano estados y bancos europeos le han prestado mucho dinero durante estos dos años, y ahora se pueden ver abocados a la bancarrota si Grecia no paga. Entre los más débiles están España e Italia, que seguramente necesiten financiación exterior, para lo cual se les impondrán nuevos recortes. Y con un crecimiento del 0% (último dato del Banco de España referido al tercer trimestre de este año) y la recesión tocando a tu puerta, afrontar más ajustes se antoja traumático. Horas decisivas para el futuro de la Unión Europea. Lo decíamos ayer: pintan bastos.

3 comentarios:

  1. premonitoria intevención de COHN BENDIT en el parlamento europeo

    ResponderEliminar
  2. Grecia lleva años tomando el pelo y ocultando datos a la unión europea, pero como siempre, nos damos cuenta ahora.

    ResponderEliminar