martes, 11 de septiembre de 2012

La nada

Ayer Mariano Rajoy acudió a TVE para defender los recortes. Su idea, compartida hoy por el neoliberalismo europeo y americano, es sencilla y fácil de entender: 'nadie puede permanentemente gastar mucho más de lo que tiene; y menos cuando nadie quiere prestarte. Así que la prioridad es ajustar gastos a ingresos: reducir el déficit. Sólo después, volverán a darte crédito y crecerás'. Resumido: ‘recorta hoy, crece mañana’.

Hasta ahí la teoría de Rajoy y de buena parte, por no decir de todos, los principales líderes europeos. Una teoría a la que otro buen número de expertos, catedráticos y premios nobel (también aquí, por no decir todos) le ponen dos pegas:

1) Llevamos 4 años aplicando la teoría de los recortes, y asistimos a una segunda recesión dentro de la recesión, que se está llevando por delante la economía de los países tractores: Francia, Alemania e Italia. Esto, por no hablar de la pésima situación de los ya rescatados, con masivos programas de rescate en vigor: la economía de Portugal ha caído en el último año un 3%, su tasa de paro supera por primera vez en su historia el 15%, y el gobierno luso acaba de decretar la bajada generalizada de sueldos en torno al 7%, vía aumento de la cotización de los trabajadores a la Seguridad Social. Todo esto sin olvidarnos de subidas de impuestos generalizadas, la tasa de atención sanitaria, y la privatización de numerosas empresas públicas. Bueno, pues no hay forma.

La situación de Grecia es aún peor y más conocida. No me extiendo.

2) El problema no es ni el déficit ni la deuda, el problema es que NO generas ingresos suficientes para pagar lo que debes. Simplemente, tu sueldo no sube, y no tienes perspectivas de que lo haga. Eso es lo que hace que nadie te preste. Dicho de otro modo: si debes 1 millón pero ganas o esperas ganar (y quien puede prestarte se lo cree) 1’5 millones habrá cola para dejarte dinero. Pero si debes sólo 10 euros y saben que no eres capaz de ganar ni 5 ni esperan que lo hagas en los próximos tiempos, nadie te prestará. Resumen: la clave es el crecimiento, no la deuda.

Conclusión: cuando Mariano Rajoy dice que la prioridad es  rebajar el déficit a toda costa, y se olvida del crecimiento, es seguramente, porque no sabe cómo crecer, cómo generar los ingresos suficientes para pagar lo que debe. Y si esto lo sospecho yo, ¿qué no pensará uno de esos ‘mercados’ con información y experiencia mucho más sofisticada?.

Nótese que en la entrevista de anoche, ninguno de los periodistas presentes le hizo la pregunta clave: ¿cómo piensa hacer crecer la economía?. A cambio, sí respondió cómo piensa pagar la deuda: a falta de ingresos, recortando gastos. Y ya conocemos el resultado de esa política. Lo dicho: la nada.

1 comentario:

  1. Qué cosas dices Pedro :-D, crecer? para eso hay que, identificar oportunidades, replantear estrategias, reconvertir actividades económicas, en definitiva: Pensar.

    Y está claro que en este país sólo se utiliza el ingenio para la picaresca, no es algo nuevo desde luego históricamente ha sido siempre así.

    Para recortar ... lo único que te tienes que asegurar es de no tocar las partidas de aquellos que financien tus campañas o que te aseguren un puesto en el consejo de dirección una vez finalizada tu etapa política.

    ResponderEliminar