miércoles, 26 de septiembre de 2012

Regreso al futuro

Ya lo dijimos en el post anterior. Lo cierto es que en demasiadas ocasiones tengo la sensación de estar en un permanente 'déjà vu' periodístico-económico. La postura de los países de la zona euro está muy lejos de ser unitaria, por muchas cumbres y reuniones que se celebren, y por mucho que el ministro de Economía más incompetente de los últimos años nos diga lo contrario. Hoy se ha sabido que Alemania, junto a Holanda y Finlandia, se niegan a aceptar lo único que los inversores internacionales quieren oír para seguir prestando dinero a España y evitar su quiebra / rescate: que si España no paga, pagará Europa a escote.

Los tres países mencionados advierten: prestarán dinero a la banca española,... pero no asumirán posibles pérdidas. O sea, España tendrá que devolver lo prestado, y si hay pérdidas, pagarlas en solitario.

Y como su economía está hecha unos zorros (ver boletín del Banco de España publicado hoy mismo sobre evolución de la economía a septiembre) y no hay previsión de que crezca a medio plazo como para pagar lo que debe, la consecuencia es obvia: baja la bolsa, y sube la prima de riesgo país a niveles previos a la última cumbre europea. España vuelve a financiarse a largo plazo por encima del 6%: regreso al futuro IV.

Mientras, Rajoy en Nueva York anuncia a través del Wall Street Journal que piensa limitar la jubilación anticipada para que casi nadie pueda dejar de trabajar a los 60 años, y que creará la figura del supervisor fiscal, con capacidad para controlar las cuentas públicas de todas las administraciones. Pretende asegurar que no gastarán más de lo que ingresan y que cumplen con el objetivo de déficit.

Antes de emborronar las cuentas de los demás, debería mirar las suyas. El déficit del estado (sin contar autonomías ni ayuntamientos) supera a 31 de agosto el total pactado con Bruselas para todo el año. ... y quedan cuatro meses.

Rajoy y el rey español pretenden durante estos días vender en Estados Unidos la 'imagen real' de España frente a distorsiones de 'prensa extranjera' poco menos que anti-española y calculadamente especuladora. Chorradas. Las cifras cantan,... y en voz muy alta.

Igual que en Euskadi, aunque el gobierno socialista pretenda lo contrario. La convocatoria del Consejo Vasco de Finanzas fuera de plazo legal a después de las elecciones, lo dice todo: el Gobierno vasco pretende evitar que las urnas reflejen algo que se va a destapar entonces. Que, sin nuevos recortes, no tendrá dinero suficiente como para afrontar sus compromisos.

Es cierto que es consecuencia de la falta de ingresos: las haciendas forales recaudan menos por efecto de la crisis. Pero también es cierto que cada gobierno decide dónde y cómo gastar lo poco o mucho que tiene. Es en ese capítulo en el que la gestión de López y su equipo genera dudas. Yo tengo mi opinión, pero no creo que sea relevante. En todo caso, las elecciones están a la vuelta de la esquina, y los ciudadanos decidirán.

Por cierto, unas últimas preguntas: ¿Puede explicar Antonio Basagoiti por qué un ciudadano vasco debe votar al PP visto lo que está haciendo el presidente de su partido en España?. ¿Realmente cree que nos está situando en la senda del crecimiento?. ¿Alguien duda a estas alturas de que las políticas de Rajoy nos han llevado a una segunda recesión en apenas cuatro años, con más pobreza y más paro?.

Basagoiti tiene una tarea titánica: evitar que la gente se haga esas preguntas antes de votar. Y en eso está. Si para eso tiene que hablar (mal) de EiTB o de los peligros de una hipotética independencia volverá a hacerlo. Regreso al Futuro V... Y van...

1 comentario:

  1. El tiempo para adoptar una política de crecimiento ya pasó, es imposible crecer si no tienes capacidad de endeudamiento o si el coste del endeudamiento supera al de las ganancias.

    Esta claro, cualquiera que ponga un negocio si no es capaz de generar lo suficiente para pagar los gastos del establecimiento está obligado a cerrar y cuanto más tarde en hacerlo en peor situación quedará.

    El problema es que un País no puede cerrar y en el caso de España, los presupuestos del 2013 sólo están pensados para pagar los intereses de la deuda, ni siquiera el principal y además asumiendo unas premisas que no se van a cumplir en términos macroeconómicos, precisamente por tremendamente optimistas, como por ejemplo la caída del PIB de un 0,5% en 2013, cuando en el 2012 va a ser del 2,5% y sin tener en cuenta el efecto negativo que el aumento de paro va a suponer debido a la política de recortes.

    Próximos pasos, tocar las prestaciones por desempleo y las pensiones, hoy de momento ya han pegado "patada pa'delante" (cómo odio esa forma de proceder ...) con el tema de las pensiones abriendo la hucha, pero en cuanto terminemos de estrujar al famélico cerdito que no lo hemos respetado ni siquiera hasta San Martín, ya sabemos lo que ocurrirá: El Gobierno filtrará a la prensa que van a tocar las pensiones, los medios se harán eco, el Gobierno lo desmentirá, una y otra vez hasta que haga efectiva la medida maquillándolo como un no se qué, como el pueblo llano ya habrá estado mascando la noticia unas semanas no le pillará por sorpresa y aceptará la medida con desagrado pero con resignación, porque la naturaleza del ser humano es así.

    España ahora está moviéndose en arenas movedizas, esto es, haga lo que haga, lo único que va a hacer es hundirse más, la única opción es que alguien desde tierra firme le eche una soga, y voluntarios hay muchos, pero para atársela al cuello.

    Como comenté en el post de si el gato estaba vivo o estaba muerto, el punto óptimo (respecto al tiempo) que marca la recuperación económica está en la intersección entre las curvas de recortes y crecimiento.

    Pero puede ocurrir que esas curvas no se corten nunca o que lo hagan en el infinito, que es lo que parece que está ocurriendo. Si eso es así ya lo dicen los jóvenes de ahora, la salida de la crisis? Por tierra, mar o aire.

    ResponderEliminar