Ir al contenido principal

Gimnasia mental (XIII) - Mates con trampa

Piensa en cualquier numero entero de tres cifras, por ejemplo: 528
A continuación piensa en ese mismo numero pero con las cifras invertidas, para mi ejemplo: 825
Ahora, sustrae el menor del mayor: 825-528=297
Finalmente, suma los dígitos del numero obtenido de la resta anterior, por seguir con el ejemplo: 2+7+9=18
¿Por qué siempre siempre da 18 el resultado?, ¿cabría la posibilidad de que no fuera 18?.

Comentarios

  1. Si la cifra elegida es capicua no ocurre. En ese caso el resultado es 0

    ResponderEliminar
  2. Creo que Anónimo tiene razón:

    Dado un número de tres dígitos, abc, éste puede descomponerse como:

    abc = (a x 100) + (b x 10) + c

    Y el número de tres dígitos, cba, como:

    cba = (c x 100) + (b x 10) + a

    Por tanto, la resta de ambos sería:

    abc - cba = 99a - 99c = 99 (a - c)

    Por tanto:

    Si a - c = 1: el resultado de la resta de abc - cba es 99 y, por tanto, la suma de los dígitos de la resta igual a 18.

    Si a - c = 2: el resultado de la resta de abc - cba es 198 y, por tanto, la suma de los dígitos de la resta es 18.

    Si a - c = 3: el resultado de la resta de abc - cba es 297 y, por tanto, la suma de los dígitos de la resta es 18.

    Si a - c = 4: el resultado de la resta de abc - cba es 396 y, por tanto, la suma de los dígitos de la resta es 18.

    Si a - c = 5: el resultado de la resta de abc - cba es 495 y, por tanto, la suma de los dígitos de la resta es 18.

    Si a - c = 6: el resultado de la resta de abc - cba es 495 y, por tanto, la suma de los dígitos de la resta es 18.

    Si a - c = 7: el resultado de la resta de abc - cba es 693 y, por tanto, la suma de los dígitos de la resta es 18.

    Si a - c = 8: el resultado de la resta de abc - cba es 792 y, por tanto, la suma de los dígitos de la resta es 18.

    Si a - c = 9: el resultado de la resta de abc - cba es 891 y, por tanto, la suma de los dígitos de la resta es 18.

    No hay más posibilidades siendo a distinto de c y, por tanto, la suma de los dígitos de la resta será siempre 18 sea cual sea el número abc, excepto si a = c, en cuyo caso la resta de abc - cba = 0, por lo que anónimo tiene razón, sólo no se cumple el enunciado si el número es capicúa.

    ResponderEliminar
  3. He indicado mal el resultado para el caso de a - c = 6, debería haber puesto:

    Si a - c = 6: el resultado de la resta de abc - cba es 594 y, por tanto, la suma de los dígitos de la resta es 18.

    ResponderEliminar
  4. hermano, como se nota que sois de letras, jeje

    ResponderEliminar
  5. hermano, genial este apartado de gimnasia mental.

    ResponderEliminar
  6. Efectivamente Anónimo. Esto no se cumple para números capicuas, tal y como se evidencia con "la fuerza bruta" de Mikel. Ahora bien, ¿alguna generalización?

    ResponderEliminar
  7. Hala lo que me ha llamado Dani: bruto. Ja, ja, ja, yo también te quiero :).

    Por qué le dejas a Anónimo plantear alguna generalización y a mí no? :(.

    Yo diría que es porque el resultado de restar de un número ese mismo número con sus dígitos invertidos es siempres un múltiplo de 9, excepto en el caso de los números palíndromos o capicúa en el que el resultado es cero.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Criptografía (I): cifrado Vigenère y criptoanálisis Kasiski

Hace unos días mi amigo Iñaki Regidor (@Inaki_Regidor), a quien dedico esta entrada :), compartió en las redes sociales un post titulado "Criptografía: el arte de esconder mensajes" publicado en uno de los blogs de EiTB.

En ese post se explican ciertos métodos clásicos para cifrar mensajes, entre ellos el cifrado de Vigenère, y, al final del mismo, se propone un reto consistente en descifrar un mensaje, lo que me ha animado a escribir este post sobre el método Kasiski para atacar un cifrado polialfabético (conociendo la clave descifrar el mensaje es muy fácil, pero lo que contaré en este post es la forma de hacerlo sin saberla).

El mensaje a descifrar es el siguiente:

LNUDVMUYRMUDVLLPXAFZUEFAIOVWVMUOVMUEVMUEZCUDVSYWCIVCFGUCUNYCGALLGRCYTIJTRNNPJQOPJEMZITYLIAYYKRYEFDUDCAMAVRMZEAMBLEXPJCCQIEHPJTYXVNMLAEZTIMUOFRUFC

Como ya he dicho el método de Vigenère es un sistema de sustitución polialfabético, lo que significa que, al contrario que en un sistema de sustitución monoalfabético, c…

¿Qué significa el emblema de la profesión informática? (I)

Todas o muchas profesiones tienen un emblema que las representa simbólicamente y en el caso de la  informática:


"es el establecido en la resolución de 11 de noviembre de 1977 para las titulaciones universitarias superiores de informática, y está constituido por una figura representando en su parte central un núcleo toroidal de ferrita, atravesado por hilos de lectura, escritura e inhibición. El núcleo está rodeado por dos ramas: una de laurel, como símbolo de recompensa, y la otra, de olivo, como símbolo de sabiduría. La corona será la de la casa real española, y bajo el escudo se inscribirá el acrónimo de la organización.".

Veamos los diferentes elementos tomando como ejemplo el emblema del COIIE/EIIEO (Colegio Oficial de Ingenieros en Informática del País Vasco/Euskadiko Informatikako Ingeniarien Elkargo Ofiziala).



Pero no sólo el COIIE/EIIEO adopta el emblema establecido en dicha resolución, sino que éste se adopta también como imagen corporativa por la mayoría de los cole…

Criptografía (XXIII): cifrado de Hill (I)

En este post me propongo explicar de forma comprensible lo que he entendido sobre el cifrado de Hill, propuesto por el matemático Lester S. Hill, en 1929, y que se basa en emplear una matriz como clave para cifrar un texto en claro y su inversa para descifrar el criptograma correspondiente.

Hay tres cosas que me gustan de la criptografía clásica, además de que considero que ésta es muy didáctica a la hora de comprender los sistemas criptográficos modernos: la primera de ellas es que me "obliga" a repasar conceptos de matemáticas aprendidos hace mucho tiempo y, desgraciadamente, olvidados también hace demasiado tiempo, y, por consiguiente, que, como dice Dani, amigo y coautor de este blog, me "obliga" a hacer "gimnasia mental"; la segunda es que, en la mayoría de las ocasiones, pueden cifrarse y descifrase los mensajes, e incluso realizarse el criptoanálisis de los criptogramas, sin más que un simple lápiz y papel, es decir, para mi es como un pasatiempo: …