martes, 3 de febrero de 2015

Padres y uso NN.TT. y RR.SS. por nuestros hijos (IV)

Finalizada la autocrítica hacia nosotros mismos (los padres), que creo necesaria, en este post me gustaría aportar datos para apoyar algunas de mis afirmaciones y, ya en las siguientes entradas de este blog, hablar sobre las amenazas, vulnerabilidades, riesgos y recomendaciones básicas para evitar, o al menos mitigar, los riesgos a los que se ven expuestos nuestros hijos (incluso nosotros mismos) con la utilización de las Nuevas Tecnologías (NN.TT.) y de las Redes Sociales (RR.SS.).

Creo que es algo evidente, y como decía en un post anterior: lo que voy a contar son obviedades que todos sabemos, pero conviene apoyarlo en datos:


Vistos estos datos, creo que nadie discutirá que:

"El uso de las NN.TT. por parte de nuestros hijos está aquí para quedarse, y la nuevas formas de su utilización a corto plazo ni siquiera las podemos imaginar hoy en día (eso sí, propiciadas por su vertiginosa evolución, pero las NN.TT. no dejan de ser una herramienta más o menos sofisticada)".

Dicho lo anterior, he estado buscando por Internet estudios y material sobre esta cuestión: el uso de las NN.TT. y RR.SS. por parte de los menores, para apoyar mis argumentos, y, sinceramente, me ha defraudado un poco; no sé si es porque mis argumentos no hay quién los apoye o porque no he sabido buscar bien, aunque he encontrado algunas entradas interesantes que recomiendo leer en detalle:

- La primera de ellas es la "Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los hogares" que ha realizado el Instituto Nacional de Estadística (INE) en 2014, y cuyos datos me han servido para ilustrar el primer gráfico de este post.

- La segunda de ellas creo que es más interesante todavía y sobre la que extraigo el siguiente gráfico que figura en este post. Aunque se realizó ya hace algún tiempo (marzo de 2009) recomiendo su lectura completa: "Estudio sobre hábitos seguros en el uso de las TIC por niños y adolescentes y e-confianza de sus padres", del Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO - www.incibe.es/).

Decía yo en un post anterior que nuestros hijos, por ser nativos digitales, no diferencian entre la vida real y la "vida virtual", simplemente son dos ámbitos indivisibles de su vida. Pues bien, en dicho estudio se afirma:

"Los adultos utilizan Internet con una finalidad, ya sea ésta la realización de una transacción bancaria, la compra de algún producto online, la consulta de las noticias en un periódico o la puesta en común de intereses en un foro. Se trata de una aproximación de utilidad - finalidad: los adultos utilizan Internet 'para algo'".

Los niños, en general, se aproximan a Internet de un modo más 'natural'. No buscan sólo un servicio, 'están' en Internet y lo utilizan para estudiar, para charlar o para escuchar música. Internet constituye una herramienta básica de relación social y de identidad. De hecho, un 75% de los niños y niñas declaran que Internet les gusta 'mucho o bastante más que otras cosas'".

Recordemos, por tanto, aquello de que nuestros hijos son nativos digitales, simplemente están en Internet:

Los Datos sobre ello en el estudio citado a los que he hecho referencia:


Por tanto y como digo hasta la saciedad, creo que como padres es evidente que sólo nos queda educar, en la medida de nuestras posibilidades, informándonos de lo que esta nueva realidad supone: de sus amenazas (algunas de ellas nada nuevas en sí mismas, pero sí potenciadas por una herramienta, Internet: global - a escala mundial -, ubicua - uso desde cualquier lugar - y sin límite temporal - en cualquier momento), de las vulnerabilidades que pueden explotar estas amenazas, de los riesgos (la probabilidad de que una amenaza explote una vulnerabilidad) y de las medidas que podemos poner y tendentes a evitar o, al menos mitigar, los riesgos a los que están expuestos nuestros hijos y, en ocasiones, nosotros mismos.

De todo esto último hablaré en los próximos posts de esta serie para intentar aportar mi "granito de arena" sobre una cuestión que nos preocupa, o debería preocuparnos (sin exagerar tampoco), como padres y principales educadores de nuestros hijos, pero huyendo tal y como digo de visiones apocalípticas (creo que todo es muy o bastante fácil: transmitir a nuestros hijos valores y sentido común y poner una serie de medidas adecuadas, y que el uso de las NN.TT. y RR.SS. es intrínsecamente bueno).

No hay comentarios:

Publicar un comentario